Suculent, la joya gastronómica del Raval

Restaurante Suculent Raval Barcelona

Suculent es sin duda la joya de la restauración del barrio del Raval en Barcelona. Su local se encuentra en una antigua bodega de este peculiar barrio, una tasca antiguamente frecuentada por personajes canallas de todo tipo. Aunque ahora el público de Suculent es de un perfil mucho más refinado y con un gran aprecio por la gastronomía de calidad, no han querido perder su espíritu bodeguero, al menos a nivel estético.

Este restaurante, al que muchos prefieren referirse como “casa de comidas”, pretende conservar la esencia de la bodega, no sólo restaurando gran parte del mobiliario y respetando la historia del antiguo local, sino también apostando por una oferta culinaria basada en producto y comida con alma.

Su concepto culinario es su seña de identidad y su clave, cocina mediterránea y española con platos de toda la vida pero (re)elaborados con las técnicas más innovadoras. En su carta predominan los productos de calidad y de la tierra, pero renovados, más que innovadores, ya que tratan de “mejorar” y darle un giro a clásicos de toda la vida.

Su nombre es un juego de palabras entre el adjetivo gastronómico “suculento” y del catalán “sucar lent” (en castellano: “mojar lento”). Este concepto no solo les da el nombre al local, sino que les interesa especialmente que esta idea se plasme en sus platos. En otras palabras, quieren que se pueda mojar pan en su oferta gastronomía, dándole un toque familiar y cotidiano.

Al frente de su cocina, el chef Antonio Romero, un joven de Castellón que ha trabajado en grandes restaurantes como El Bulli, Akelarre y Zalacain en el que da rienda suelta a su imaginación con la experiencia que le otorga su gran currículum.

Qué hemos comido en Suculent:

– Boquerón marinado con salsa de olivas verdes y cítricos 6,8 € + Ortiguillas a la andaluza con lima + Croquetas de bogavante, sepia y gamba 3€/ud

– Cresta de gallo glaseada 5,5€/ud + Ceviche de gamba roja 15,5€

– Tartar de bogavante con crujiente de pollo 18€ + Sardina ahumada con huevas de trucha y ajoblanco 9€

– Calabaza asada con crema de parmesano, jugo de carne y trufa negra 13,5€ + Guisantes del Maresme con sepia y panceta 18€ + Canelones rellenos de liebre, su lomo y foie gras 22€

– Lomo de atún rojo a la brasa con emulsión de piñones 19,2€ + Steak Tartar tibio sobre tuétano a la brasa 16,5€

– Pastel de queso brie con gelatina de moscatel 6€ + Fresas rellenas de chocolate blanco, yogur y vainilla de Tahití + Mango margarita
Restaurante Suculent Raval Barcelona

Ambiente:

Acogedor, renovado e histórico. Suculent forma parte del gran cambio que está viviendo el barrio del Raval. Un claro ejemplo de local que da un aire nuevo y moderno a la zona sin perder su esencia ni cambiar su estilo. Los clientes de Suculent son amantes de la gastronomía clásica con ganas de descubrir nuevos enfoques para la cocina de toda la vida.

Decoración:

Suculent se encuentra dentro de una antigua y reformada bodega del Raval. El edificio está compuesto por una una barra principal, dos comedores y una pequeña terraza. Tiene pequeños guiños moderno/vintage en su decoración, al igual que en sus platos y eso es lo que más nos gusta de este restaurante. En todo el local observamos distintas maderas, conservadas de la cámara de frío del antiguo local.

Restaurante Suculent Raval Barcelona

Este pequeño pero enrevesado local fue reformado con la ayuda de Estudio 3 Patas. Sus mesas, de estilo entre rústico e industrial, están fabricadas en un pequeño taller de diseño de muebles del Raval (Amato y Solé). Las sillas variadas, en madera y hierro, le dan un toque ecléctico y  diferente.

Además, estamos especialmente enamorados del juego de  accesorios en cerámica que han creado especialmente para apoyar los cubiertos.
Restaurante Suculent Raval Barcelona

Ubicación:

Rambla del Raval, 43, 08001 Barcelona

Horario:

De miércoles a domingo de 13h a 16h y de 20h a 23:30h

Related posts

Leave a Comment